APROXIMACIÓN LEGAL A LAS PLATAFORMAS DE FINANCIACIÓN PARTICIPATIVA (CROWDFUNDING)

ASPECTOS LEGALES DE LAS PLATAFORMAS DE FINANCIACIÓN PARTICIPATIVA (CROWDFUNDING). 

El fenómeno del crowdfunding crece año a año y cada vez más emprendedores y numerosos proyectos son apoyados por grandes cantidades de pequeños inversores fascinados por esta nueva forma de economía colaborativa.

De entre las características de las plataformas dedicadas al crowdfunding, encontramos:

  1. La participación masiva de pequeños inversores que constituyen un conglomerado de pequeñas inversiones capaces de dotar de fondos a un proyecto
  2. El riesgo inherente a la inversión, con sus bajas garantías y probabilidades de éxito.

En este contexto, no era de extrañar que el legislador español quisiera regular lo que se entiende como un nuevo mecanismo de desintermediación financiera nacido de la era de la tecnología e Internet. A medida que ha crecido su popularidad, los problemas asociados al mismo han crecido en su misma proporción.

Por ello, el 29 de abril de 2015, entró en vigor la denominada ley 5/2015, de fomento de la financiación empresarial, texto normativo en el que en su artículo 46, define las plataformas de financiación participativa como “empresas autorizadas cuya actividad consiste en poner en contacto, de manera profesional y a través de páginas web u otros medios electrónicos, a una pluralidad de personas físicas o jurídicas que ofrecen financiación a cambio de un rendimiento dinerario, denominados inversores, con personas físicas o jurídicas que solicitan financiación en nombre propio para destinarlo a un proyecto de financiación participativa, denominados promotores“. Este mismo artículo, deja fuera de su ámbito de aplicación, determinados modelos de crowdfunding, como puede ser el de donación o el de préstamo sin intereses.

En este sentido, la misma ley establece los requisitos que estas plataformas deben poseer para su autorización y registro ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A modo enunciativo, son los siguientes:

  1. Su Objeto Social deberá ser el exclusivo de una Plataforma de Financiación Participativa.
  2. Su Domicilio Social deberá ser en territorio nacional o UE.
  3. Ostentar forma de sociedad de capital, por tiempo indefinido.
  4. Disponer de 60.000€ de capital social, o un seguro de responsabilidad civil u otra garantía equivalente (cobertura mínima de 300.000€ por daños y 400.000€ por toda clase de reclamaciones).
  5. Recursos propios determinados.
  6. Administradores deben ser personas de reconocida honorabilidad empresarial y con conocimientos y experiencia adecuada.
  7. Obligaciones de controles administrativos y contables internos.
  8. Obligación de seguridad en cuanto al uso de los medios electrónicos.

A todo ello, le sumamos (i) las obligaciones de información, para que el inversor haga la inversión con total conocimiento de causa y (ii) los límites legales en cuanto a la inversión y al volumen de captación.

Un último punto esencial que debemos destacar es que la norma establece un régimen transitorio (disposición transitoria undécima) para aquellas entidades que en su entrada en vigor, estuviesen desarrollando su actividad como plataforma de financiación participativa. La disposición establece que  dichas plataformas deberán adaptarse a esta Ley y solicitar su autorización de acuerdo con lo establecido en su articulado, en el plazo de 6 meses y, además, establece que una vez haya transcurrido 15 meses, y en tanto o hubiesen sido inscritas, dichas plataformas no podrán realizar nuevas operaciones. Todo ello supone que, a día de hoy, dichas plataformas han sido debidamente autorizadas o han cesado en el desarrollo de su actividad.

Hasta aquí, una primera aproximación al regímen jurídico de las Plataformas de Financiación Participativa. En posteriores posts desarrollaré esta materia, incluyendo los tipos de crowdfunding existentes, así como abordando otros problemas jurídicos que plantean las Plataformas de Financiación Participativa. Si tuvieras cualquier duda o consulta al respecto, !no dudes en contactarme!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *